Socialización del cachorrito

Socialización del cachorrito



¿Qué ocurriría si Flaty, nuestro precioso cachorrito de Samoyedo, pasa sus primeras 12 semanas en una perrera donde convive con su madre y sus hermanos, y ningún humano los visita? Que se convertiría en un perrito al que asustaría cualquier cosa, ya sea una persona o el collar con el que queremos sacarlo de paseo. En el parque, atacaría a los demás perros; subirlo en un coche sería una pesadilla y prácticamente cualquier cosa fuera de la perrera donde se crió le produciría estrés. Aunque sería prácticamente imposible adiestrarlo, podría llegar a corregirse ese problema de conducta, pero a costa de un esfuerzo que no todo el mundo querría asumir.

Las 12 primeras semanas de vida de Flaty constituyen su periodo de socialización, estableciendo su identidad como perro y tomando contacto con el mundo. Además de estar con su madre y hermanos, en esta etapa establecerá un vínculo muy especial con los humanos que le permitirá sentirse miembro del grupo humano permitiendo una convivencia adecuada. La familia que lo críe debe dedicarle tiempo y cariño, aprovechando las visitas de amigos o familiares para que tome contacto con ellos. Debemos tener en cuenta que además de adultos, el cachorro debe relacionarse con niños; esto evitará futuros problemas de convivencia con ellos.

Si nos encontraramos en el caso de que la madre muriera en el parto entonces debemos preocuparnos tambien de que nuestro cachorro tenga todo el contacto posible con otros cachorros y otros perros adultos. De no hacerlo, al criarse sin contacto con miembros de su especie rechazarán a sus semejantes cuando sean adultos y probablemente acaben presentando algún trastorno.

Todos los seres vivos con los que nuestro cachorrito se relacione en esta etapa de su vida serán aceptados sin problemas cuando sea adulto. De forma que si queremos que pueda vivir en la misma casa que un gato, hemos de dejar que conozca a alguno en este periodo. Eso sí, por mucho que en el futuro nuestro Flaty acepte a los gatos, es posible que se encuentre con alguno hostil que no quiera relacionarse con él, lo que pasaría a ser un problema de socialización de ese gato en su infancia.

Además de la relación con seres vivos, debemos dejar explorar a nuestro cachorrito libremente controlando que no haya peligros. Podemos presentarle cualquier objeto que queramos que acepte y dejar que lo examine, acostumbrarlo a pequeños desplazamientos en coche y salir a pasear por la calle con él en brazos para que pueda examinar el mundo exterior. Esto último con cuidado, en esta etapa probablemente no tenga aún las vacunas necesarias, así que debemos evitar ponerlo en el suelo.

Se trata también de la etapa ideal para acostumbrarlo al aseo y evitar que de adulto nos monte un drama cada vez que queramos ponerlo guapo. Lo bañaremos poniendo cuidado en la temperatura del agua y secándolo bien, poniéndolo en un lugar donde no pueda tener frío; terminando con un cepillado suave y una limpieza de orejas.

Como vemos, el objetivo es intentar que reciba la mayor cantidad de estímulos exteriores y se acostumbre al mundo donde pasará su vida. Y muy importante, dejando siempre que vaya a su ritmo sin presionarlo, evitándole experiencias que le puedan producir demasiado temor causándole un trauma que arrastrará toda su vida. Ha de tenerse en cuenta que en algunos momentos pueda asustarse con alguna cosa; en esos casos hemos de evitar calmarlo con caricias, ya que es tomado por el cachorro como una recompensa por ese tipo de conductas.

Socialización del cachorrito
Vota esta entrada


¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

2 comentarios sobre “Socialización del cachorrito

  1. Ohhh!!!! Que fotos mas emotivasss!!! Los cachorriticos de Ninaaaa!!! (Los cachorritos de dos en dos dua-dua xDDD)

    Y la segunda es nuestro mininoso!!! El gato mas pelmazo y agobiante que he visto en mi vida, y por eso le he pillao cariño a pesar de que nos lo encasquetara una que me se yo de regalo sorpresa xDDD Anda que… ten amigos y te llenaran la casa de bichos!! 😛 Pero bueeeno, reconozco que ahora si pasa demasiado tiempo en la calle me preocupo y todo, como una madre se preocupa si a la hora el niño no esta en casa! Jajajaja!

    A ver si un dia pones fotos del pobre venerable! Con lo pequeño y sensible que es… :_(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies