La BSL y la criminalización del perro

Las siglas BSL que aparecen en el título de este post provienen de “Breed Specific Legislation“, o en castellano “Legislación de razas específicas”. Son básicamente un conjunto de regulaciones sobre los dueños de ciertas razas de perros consideradas “peligrosas” que podemos encontrar en la legislación de países como Estados Unidos, Canadá, Italia, Suiza, Puerto Rico y Reino Unido. Es un tema poco conocido en España, aunque fuera de nuestras fronteras existe un fuerte movimiento anti-BSL. En nuestro país existe la ley de perros potencialmente peligrosos (PPP) que afecta también a un conjunto de razas, pero no llega (todavía) a la dureza de la BSL.

Los dueños de perros de razas incluídas en la BSL están sujetos a una serie de obligaciones que, dependiendo del área de aplicación, pueden ser: llevar al perro con bozal en espacios públicos, contratarle un seguro de responsabilidad civil, mantenerlo dentro de la propiedad del dueño sin posibilidad de salir al exterior o incluso dentro de una perrera. En ciertos lugares se llega a prohibir totalmente la posesión de perros de las razas afectadas, lo que conlleva trasladarlos o sacrificarlos. En la lista negra de razas de la BSL podemos encontrarnos Rottweilers, Dobermanns, Chow-Chow, Husky, Boxers, Presa Canario, American Pit Bull Terrier o Cane Corso, entre muchas otras.

Este tipo de leyes nacen como respuesta a la alarma social creada por casos de ataques de perros a humanos, provocada normalmente por los medios de comunicación que publican esta clase de noticias sin haber investigado correctamente el caso y desconociendo totalmente el comportamiento de la especie canina. Obviamente los casos que salen a la luz, los más graves, están protagonizados por perros que por su gran tamaño pueden inflingir más daños, casualmente las razas que incluye la BSL. Los numerosos ataques que se producen de perros más pequeños y socialmente admitidos, como pueden ser los Cocker o los Yorkshire, no se verán jamás publicados ya que el daño que pueden inflingir es mucho más reducido. De esta forma se acaban demonizando una serie de razas por el comportamiento de un número muy reducido de sus integrantes, comportamiento del que en la gran mayoría de los casos el perro no es responsable directo.

En contra de la BSL se esgrimen diversos argumentos, pero personalmente creo que este tipo de leyes están concebidas erróneamente desde el principio, al basarse en algo como la raza canina que tiene una mínima influencia en el comportamiento del perro adulto, siendo realmente los factores ambientales los que influirán en mayor medida. Por factores ambientales entendemos el entorno en que haya crecido el perro, el trato que haya recibido y su adiestramiento, entre otros. Debido a esto, sobre lo que se está legislando de verdad es sobre una característica del animal (la raza) que no tiene ninguna relación con los daños a la sociedad que se pretenden evitar, lo que desmonta todo el resto de la ley.

La gran mayoría de los ataques de perros tienen como principal responsable al dueño, que con el trato y el adiestramiento (los factores ambientales) que le ha dado al animal lo ha hecho desarrollar ese comportamiento inestable. El aspecto del adiestramiento no se refiere sólo a dueños que lo han hecho de forma incorrecta al no disponer de los suficientes conocimientos, sinó también a aquellos inconscientes que intencionadamente han obtenido un perro agresivo. Es a estos dueños irresponsables a quien la ley debería perseguir y condenar, y no sólo por los actos de su perro, sinó también por haberle inducido un comportamiento problemático.

Pero en muchos ataques la víctima no está exenta de culpabilidad, al haber provocado la reacción agresiva del perro por no haber sabido relacionarse con éste. Desde el momento en que los humanos aceptamos y buscamos convivir con perros estamos obligados a saber un mínimo sobre su conducta, pero si ya demasiados padres permiten que sus hijos vean a los perros como juguetes a los que se puede hacer lo que se quiera, entonces es que algo está fallando en nuestra sociedad.

Enlaces relacionados

BSL: ¿Qué es?

Comportamiento de las razas caninas

3 comentarios en “La BSL y la criminalización del perro

  1. ustedes son unas malas personas..lo que ustedes hacen esta mal.. la culpa no la tinen los animales sino las personas que no lo educan, lo tiran a la calle, o lo obligan a pelear, en ese caso si no se prohibe eso tendriamos que hacer lo mismo con ustedes porque estan matando a un ser vivo.
    yo no se mucho pero se lo sufieciente para saber que ustedes son unas malas personas.. tengo 12 años nada mas..
    ustedes sabran que hacer . por favor hagan lo correcto(cuidarlos bien)

  2. Estimado Iván,

    Te agradecería que volvieses a leer el artículo al que respondes, creo que lo has entendido justo al revés. Verás que lo que digo es que estamos en contra de la BSL y que, precisamente como tu dices, la culpa la tienen los dueños irresponsables que dan una mala educación a su perro, sea de la raza que sea.

    Reitero una vez más que los integrantes de este blog estamos totalmente en contra de la aplicación de este tipo de leyes, y estamos a favor de la concienciación de los propietarios de perros en cuanto a la importancia de una correcta educación de los animales.

    Un saludo.

  3. El tema es complicado, porque por culpa de la irresponsabilidad de los dueños y de la población, lo que se quiere hacer es matar el problema, no solucionarlo.
    Pero para solucinarlo hace falta responsabilidad individual y social, y eso es una utopía. Conozco a muy poca gente responsable con su vida; sino puedes dejar de fumar ese pitillo que te aumenta las probabilidades de cancer en un 40%, ¿cómo te vas a preocupar por el bienestar de tu perro, o por la naturaleza de los perros para así evitar incidentes desagradables?
    P.D. Felicitaciones al autor del artículo. Está muy claro y muy bien escrito. No habla como un mono, que últimamente en la red, abundan muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.