La agresividad canina

¿El perro muerde?, es una típica pregunta que nos puede hacer alguien que se acerque en la calle a nuestro perro con intención de acariciarlo, y que demuestra que una de las cosas que más nos preocupan de esta especie es la agresividad. Aunque es una conducta natural, desde el momento en que vive con nosotros deja de ser algo admisible y se convierte en un problema que se debe solucionar.

Habitualmente las noticias de ataques de perros a personas suelen causar bastante alarma social, se estigmatizan ciertas razas considerándolas agresivas per se y no se hacen distinciones en el tipo de agresividad que desarrollan los perros, pensando que la única solución es resignarse a vivir con él así o terminar sacrificándolo. La realidad sin embargo no es tan extrema. Sí es cierto que genéticamente hay razas más propensas a desarrollar un comportamiento agresivo adulto, aunque nos pueda sorprender encontrar entre ellas algunas como el cocker, pero éste no es el único factor a tener en cuenta. El caracter de un perro viene dado mayoritariamente por la educación recibida y sus experiencias a lo largo de su vida, así que será fiel reflejo de como lo hayan moldeado sus dueños independientemente de su raza.

Por otra parte, si por el motivo que sea el perro desarrolla un trastorno agresivo no nos encontramos en un callejón sin salida; el buscar una solución pasa por analizar el comportamiento del animal para así saber qué la está motivando. Habitualmente se trata de causas psicológicas, pero en un pequeño porcentaje es una enfermedad física la que produce la agresividad. De esta forma, podemos resumir los siguientes tipos:

  • Agresividad por dominancia: la causa una disputa entre dos perros por algún recurso (comida por ejemplo) o para establecer el rango jerárquico. Si se dirige hacia sus amos la intención es ascender a la posición de líder de la manada.
  • Agresividad predatoria: la origina el instinto de caza del perro hacia lo que éste considera una presa. Por “presa” se entiende algo que se mueva a cierta velocidad, como puede ser un gato u otro animal huyendo, una persona corriendo o un vehículo. Este es el motivo de que si escapamos corriendo de un perro éste nos persiga, aunque su intención inicialmente no fuera esa.
  • Agresividad entre machos o entre hembras: se trata de disputas entre animales del mismo sexo que conviven en la misma casa, normalmente por motivos jerárquicos.
  • Agresividad por dolor: es una reacción perfectamente normal a una agresión externa, pero no debe producirse si el dolor se lo produce su amo al curarle alguna herida
  • Agresividad por miedo: aparece en perros miedosos al ser incapaces de enfrentarse a situaciones nuevas, habitualmente cuando intenta tocarlos una persona desconocida y se sienten acorralados sin espacio para huír.
  • Agresividad maternal: se manifiesta en las hembras durante el primer mes desde el parto con objeto de proteger a sus cachorros de otros animales, dependiendo la actitud que adopte hacia las personas de la relación que tenga con ellas. Es perfectamente posible que a sus amos les deje acercarse y tocar a sus cachorros sin desconfianza, pero puede que no sea así si se trata de personas desconocidas.
  • Agresividad territorial: está causada por la propia naturaleza del perro como animal territorial cuando accede algún intruso a su territorio, sea una persona u otro animal. Aunque un perro con ese comportamiento comunmente se considera un buen guardián, si no ha recibido un buen adiestramiento no debemos extrañarnos si ataca a las visitas, y aún así hemos de tener en cuenta que en nuestra ausencia, no distinguirá a un ladrón de alguien desconocido que entre en nuestra finca con un objetivo legítimo.
  • Agresividad redirigida: aparece en caso de que para el perro sea imposible atacar a quien genera el estímulo negativo, y en su lugar ataca a otro más accesible.
  • Agresividad aprendida: se ha inducido en el perro mediante adiestramiento por parte de su amo, obteniendo un animal muy inestable que gruñe y ataca sin motivos sólo para satisfacerlo. Son perros complicados de tratar, fieles reflejos de amos problemáticos y desequilibrados.

Para finalizar, dejo un par de enlaces con información más amplia sobre este tema:

Agresividad por dominancia

¿Por qué se produce la agresividad canina?

2 comentarios en “La agresividad canina

  1. Hola tengo una consulta, mira tengo una perrita de mas o menos 4 años y bueno, desde que nos mudamos a nuestra nueva casa, ha mostrado un comportamiento agrsivo demasiado exagerdad, todas las personas que pasan por el lugar donde vivo y no solo con als visitas, sino a los mismos vecinos, los ataca, y bueno a parte de las quejas q recibo por parte de stos, también me preocupa, porque nosostros siemrpe la hemos hechos sentir parate de la familia y nunca le hemos dado motivo para que sea tan agresiva…. espero tu respuesta.. gracias… este e smi correo annie810_57@hotmail.com

  2. Hola tengo una perrita poodle de dos años y acabo de comprar un cachorro macho pero ella se siente muy deprimida y mal porque está otro perrito en la casa ya ni juega ni come bien y hasta se siente incomoda a la hora de hacer sus necesidades pq ella esta acostumbrad en el periodico y al nuevo perrito tambien lo estoy enseñando a lo mismo y a ella no le gusta… me podrían ayudar con un consejo y que me didas debo tomar para que ninguno de los dos sufra… gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.